Encarna Fdez: “La falta de adherencia es un problema de salud de gran importancia y a todos nos toca poner nuestro granito de arena”

El 86,4 por ciento de los profesionales de Enfermería sí conocía el concepto de ‘adherencia’

Laura Chivato Isabel

El aumento de la esperanza de vida y de las enfermedades crónicas es un contexto del que cada vez se va siendo más consciente. Este no es un problema que vaya a quedarse estancado en el tiempo, sino que, con el paso de los años, la situación se agravará y los futuros profesionales sanitarios deben estar sensibilizados de la importancia que tiene que los pacientes crónicos sean adherentes a sus tratamientos, teniendo en cuenta que solo el 51,6 por ciento de estos lo es, según el Análisis Nacional de Adherencia al Tratamiento del Grupo OAT. Por ello, Encarna Fernández, directora de Enfermería del Hospital Clínico San Carlos y miembro del Comité Científico del Grupo OAT, insistió durante su intervención la Universidad Europea de Madrid en que “la falta de adherencia es un problema de salud de gran importancia y a todos nos toca poner nuestro granito de arena”.

Para concienciar de este asunto a los futuros profesionales de enfermería que acudieron a la jornada celebrada el pasado 14 de mayo, en la que también participó Ismael Ortuño, supervisor del Área de Procesos e Investigación en el Hospital Clínico San Carlos y miembro del Comité Científico del Grupo OAT, Fernández hizo un recorrido por la definición de ‘adherencia’ y ofreció algunos datos económicos. Uno de ellos es que la no adherencia a los tratamientos farmacológicos provoca un coste estimado a los gobiernos europeos de 125.000 millones de euros anuales, y contribuye a unas 200.000 muertes prematuras de ciudadanos europeos cada año.

Por tanto, los profesionales sanitarios tenemos un ámbito de responsabilidad muy importante para hacer que los pacientes sean adherentes a sus tratamientos, pero también el paciente tiene una responsabilidad, donde a los profesionales nos toca hacerlos sensibles”, explicó esta experta.

Visión enfermera

Además, la directora de Enfermería expuso algunas de las conclusiones extraídas del Análisis de la Adherencia al Tratamiento desde la Visión de la Enfermería realizado por el Grupo OAT, en el cual participaron 412 profesionales a través de una encuesta autoadministrada elaborada por el Comité Científico del OAT.

Presentación de los datos en la Universidad Europea de Madrid

Del total, el 90 por ciento de los profesionales de Enfermería atendía a pacientes crónicos. A su vez, el 86,4 por ciento sí conocía el concepto de ‘adherencia’ y, sin embargo, tan solo el 64,3 por ciento realizaba un seguimiento al paciente, “por lo que aquí tenemos un importante campo de actuación”, señaló Fernández.

En cuanto a los factores de mala adherencia que estos profesionales detectaban destacaban falta de atención por el paciente en un 18,64 por ciento, pues a veces se ofrece a este demasiada información sin asegurar que lo haya entendido; pobre información sobre las ventajas de la adherencia en un 17,84 por ciento, ya que si no se sensibiliza no se toman bien; y miedo a posibles efectos adversos en un 16,63 por ciento.

Por otro lado, el medio de control de la adherencia más utilizado fue la pregunta directa al paciente en un 95 por ciento de los casos y pregunta directa al acompañante en un 74 por ciento. “En relación con esto, hay una pregunta que llama a la atención que no se ha incluido aquí y es que aquellos pacientes que tienen cuidadores externos son menos adherentes que pacientes que no los tienen, por tanto, a veces estos tampoco están sensibilizados con la importancia que tiene tomarse el tratamiento”, apuntó Fernández.

Para los profesionales de Enfermería, las patologías con menor adherencia eran hipercolesterolemia (53,6%), depresión (45,9%); osteoporosis (36,4%). “Estos datos -recalcó la especialista- coinciden bastante con el Análisis Nacional de Adherencia al Tratamiento del Grupo OAT, donde los menos adherentes eran depresión, EPOC e hipercolesterolemia».

“Por tanto, -concluía- parece que el perfil lo tenemos todos bastante localizado, y yo creo que lo que nos toca es poner en acción medidas en ese perfil de pacientes que ya sabemos que son los menos adherentes”.