La Paz y Vall d’Hebron ganadores en la categoría de Farmacia Hospitalaria

Finalista: Hospital Universitario Miguel Servet

Redacción

El Hospital Universitario La Paz y el Hospital Universitario Vall d´Hebron fueron los ganadores en la categoría de “Farmacia Hospitalaria” (entidad colaboradora: Amgen) en la II Edición de los Premios OAT Adherencia, un galardón recogido por Cristina Bilbao y José Antonio Romero, ambos Farmacéuticos Especialistas en el Hospital La Paz, Sonia García, residente de tercer año del Servicio de Farmacia Hospitalaria del Hospital Universitario Vall d’Hebron, y Anna Beneria, facultativa especialista de Psicología Clínica del Servicio de Psiquiatría; y entregado por Garbiñe Liceaga, Vocal Junta Gobierno SEFH y Delegada de la SEFH en el País Vasco, Olatz Ibarra, Jefe de Sección de Farmacia en el Hospital de Urduliz-Alfredo Espinosa de Vizcaya, María Teresa Martín, Market Access Manager en Amgen, y María Auxiliadora Benito, Gerente de Market Access en Amgen.

Por parte del Hospital Universitario La Paz, el proyecto ganador fue “Adherencia al tratamiento sustitutivo con factores de la coagulación en pacientes diagnosticados de hemofilia grave en régimen profilaxis y su relación con los episodios de sangrado”. Este se puso en marcha con el objetivo de estudiar y promover la adherencia al tratamiento profiláctico de los pacientes con hemofilia grave en una unidad de referencia para esta patología, como es la del Hospital Universitario La Paz en la Comunidad de Madrid.

El proyecto ha sido promovido y desarrollado por farmacéuticos del Servicio de Farmacia y cuenta con la colaboración del equipo multidisciplinar del Servicio de Hematología del hospital. Su objetivo es medir la adherencia de nuestros pacientes, compararla con el número de episodios hemorrágicos que sufren durante el periodo de seguimiento y promover una adecuada adherencia al tratamiento sustitutivo con factores de coagulación para prevenir los sangrados.

El seguimiento de los pacientes y la intervención de refuerzo de la adherencia se hace en las consultas del Servicio de Farmacia. El farmacéutico recoge los datos de las dispensaciones de tratamiento, las analíticas, la historia clínica y un cuestionario de adherencia al tratamiento (VERITAS-pro). Estos datos son registrados en una base de datos diseñada específicamente, donde cada paciente cuenta con una ficha individualizada.

“Observando los datos de adherencia objetiva y reportada, el farmacéutico establece un plan de acción para cada paciente. Sus intervenciones van dirigidas a abordar los puntos que condicionan negativamente la adherencia del paciente y a remarcar la importancia de un adecuado tratamiento para mejorar sus resultados en salud y su calidad de vida”, detallan desde el Hospital La Paz.

«Observando los datos de adherencia objetiva y reportada, el farmacéutico establece un plan de acción para cada paciente»

En cuanto al proyecto del Hospital Universitario Vall d’Hebron, “Programa interdisciplinar para la mejora de la adherencia al tratamiento inmunosupresor en pacientes trasplantados de riñón”, este perseguía evaluar la adherencia al tratamiento inmunosupresor en pacientes en fase post-trasplante con riesgo de no adherencia, tras una intervención multidisciplinar, con el objetivo de mejorar la adherencia al tratamiento. Todo ello partiendo de la siguiente hipótesis: La intervención psicológica grupal mejora la adherencia al tratamiento inmunosupresor.

Para el programa, se llevó a cabo un estudio longitudinal de 8 semanas, cuasi-experimental, unifactorial, multivariable, pre-post, unicéntrico. N= 30 pacientes tanto hombres como mujeres, mayores de 18 años. Se incluyeron pacientes consecutivos a los que se detectaba riesgo de no adherencia por parte de enfermería (screening) a través de la exploración y la administración de cuestionarios. Previo a su inicio, se realizó un estudio retrospectivo incluyendo pacientes con trasplante renal de nuestro hospital (n=212) desde 2015, con el objetivo de caracterizar una cohorte de pacientes en el que se describen niveles medios plasmáticos de tacrolimus y su variabilidad en los distintos periodos del postrasplante renal. Está descrito ampliamente que los parámetros clínicos asociados a un peor pronóstico se asocian a una mayor variabilidad intrapaciente de los niveles plasmáticos de inmunosupresor. Esta fue la cohorte que se utilizó como comparador tras obtener los resultados en el grupo del estudio de adherencia.

“La disminución de la no adherencia al tratamiento inmunosupresor es un abordaje que potencialmente puede mejorar los resultados del trasplante disminuyendo la tasa de rechazo agudo o crónico ya sea celular o humoral”, señalan desde el Hospital Vall d’Hebron.

«La disminución de la no adherencia al tratamiento inmunosupresor es un abordaje que potencialmente puede mejorar los resultados del trasplante»

Por otro lado, en esta categoría el finalista fue el Hospital Universitario Miguel Servet con el proyecto SAMPA (servicio de registro y promoción de la adherencia a medicamentos en pacientes ancianos)”.

Finalistas de la II Edición de los Premios OAT Adherencia