¿Qué se está haciendo en Europa para promocionar el envejecimiento activo a través de las TIC?

Una serie de proyectos europeos fomentan la mayor independencia y el seguimiento de hábitos saludables

Redacción

Las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs) han supuesto una completa revolución y más en el ámbito de la salud. Estas son capaces de ayudar a mejorar tanto la gestión como la atención sanitaria, así como ofrecer soluciones totalmente innovadoras para hacer más llevadera la vida del paciente.

Hay que tener en cuenta que, actualmente, con la brecha digital existente entre jóvenes y mayores se podría llegar a pensar que este tipo de soluciones no serían viables para las personas de edad avanzada. Sin embargo, en el campo del envejecimiento activo, también tienen mucho que ofrecer.

Así lo demuestran el informe I+D financiada por la UE en el campo de las TIC para la Salud, en el que se incluyen una serie de iniciativas para mejorar la calidad de vida de las personas mayores y hacer que su día a día sea más llevadero, fomentando una mayor independencia y hábitos saludables. Es más, el primero de estos se está llevando a cabo en España.

ActivAge

El proyecto ACTIVAGE comenzó en el año 2017 como una iniciativa para prolongar y apoyar la vida independiente de las personas mayores en sus entornos cotidianos y responder a las necesidades reales de los cuidadores, proveedores de servicios y autoridades públicas a través del Internet de la Cosas (IoT, por sus siglás en inglés). Este proyecto está llevando a cabo pilotos en siete países europeos, entre ellos España (en Madrid, Galicia y Valencia).

De esta manera, ACTIVAGE construirá el primer ecosistema europeo (basado en IoT) abierto e interoperable, reutilizando y ampliando plataformas, tecnologías y estándares subyacentes abiertos y patentados de IoT, que permitirán la implementación y operación a gran escala de soluciones y servicios basados en IoT de envejecimiento activo y saludable.

Duración: 2017-2020

ALFRED

Este proyecto europeo se basa en una aplicación móvil que ayuda a las personas de edad avanzada a mantenerse independientes, coordinarse con sus cuidadores y fomentar sus contactos sociales a través de un asistente móvil personalizado.

Con la aplicación ALFRED, el paciente puede interactuar con el asistente a través de su propia voz, por lo que puede utilizar esta en lugar de tener que escribir. En general, el asistente es muy fácil de usar y proporciona servicios contextuales relacionados con la inclusión social, la atención, el ejercicio físico y los juegos cognitivos.

Duración: 2013-2016

eWALL

Este proyecto, puesto en marcha desde el año 2013 al 2016, es uno de los más llamativos de todos los que componen esta serie. Se trata de una solución de tipo pantalla, es decir, una pared ‘artificial’ que se monta en una pared ya existente y en la que se incluyen TICs para promover el envejecimiento activo.

Permite una serie de servicios que hacen la vida más fácil, teniendo en cuenta las condiciones cardiopulmonares, las funciones musculares, la disminución del control neuromuscular de los movimientos que causan mayores riesgos de caídas, las disminuciones en la memoria, la capacidad de orientar y hacer frente a situaciones complejas.

El proyecto llevó a cabo una investigación multidisciplinar y validó el concepto de ‘pared’ con evidencia clínica. Además, se realizaron estudios socioeconómicos para hacer recomendaciones al sector salud para buscar beneficios en relación a la sostenibilidad de los sistemas nacionales de salud a medio y largo plazo a través de este tipo de iniciativas.

Duración: 2013-2016

Miraculous-Life

Este proyecto diseñó, desarrolló y evaluó una solución tecnológica innovadora y centrada en el usuario: el “Socio de Soporte virtual”, una persona digital que atiende las actividades diarias y las necesidades relacionadas con la seguridad de las personas mayores, mientras estos llevan a cabo sus tareas cotidianas.

Uno de los aspectos fundamentales de la asistencia del socio virtual es su capacidad para la comprensión conductual y emocional: es capaz de fusionar las expresiones faciales, entonación, gestos y otra información contextual del entorno del usuario para proporcionar respuestas empáticas y servicios. Gracias a esto, puede apoyar las actividades diarias de una manera similar a la humana, algo que, a su vez, estimula y motiva a las personas mayores a mantenerse activos.

Duración: 2013-2016

PhysioDom-HDIM

PhysioDom-HDIM propone una plataforma TIC novedosa que permite hacer un seguimiento de la ingesta de alimentos en el hogar basado en lecturas y monitoreo de peso, relación magra / grasa y actividad física, complementándolo con una estructura y estrategia de intervención: ‘el Coaching Home Diet’. Esto mejora las condiciones de vida de las personas mayores, así como la eficiencia y la integración de los sistemas de salud y atención social.

El proyecto empezó en el año 2014 con un piloto francés, el proyecto ‘Reseau Vercors Sante’, probando el sistema en 50 hogares e involucrando a 70 profesionales de la salud y la asistencia social. Este piloto -de dos años- arrojó resultados positivos y la aceptación por parte de sus usuarios. Ahora espera ser desplegado en una escala mayor que involucre a todos los agentes, desde instituciones hasta usuarios finales en el hogar.

Duración: 2014-2016

UNCAP

El proyecto UNCAP utilizó soluciones y tecnologías desarrolladas en proyectos de investigación previos para desarrollar una infraestructura de TIC abierta, escalable y sensible a la privacidad, diseñada para ayudar a las personas mayores a vivir de forma independiente mientras mantienen y mejoran su estilo de vida.

Duración: 2015-2017