FEDE recuerda la importancia de seguir hábitos saludables para prevenir el riesgo de HTA

El 79,4 por ciento de las personas con diabetes en España padecen hipertensión

Redacción

Hoy viernes 17 de mayo se celebra el Día Mundial de la Hipertensión (HTA) y, por este motivo, desde la Federación Española de Diabetes (FEDE) han querido recordar la importancia de seguir hábitos saludables para prevenir el riesgo de HTA. Algunos de las claves que han ofrecido han sido practicar de forma regular ejercicio físico (30-60 minutos al día, de 3 a 5 días por semana), recomendando “especialmente” la natación, el baile y andar o correr (dependiendo de la forma física del paciente); y seguir una alimentación saludable, rica en verduras y frutas, y en la que se reduzca al mínimo el consumo de sal.

Estos consejos cobran especial relevancia teniendo en cuenta que el 79,4 por ciento de las personas con diabetes en España padecen hipertensión, según los datos del Estudio Di@betes. “Esta cifra supera notablemente la del 42,6 por ciento de la población adulta general con HTA y pone de manifiesto la estrecha relación entre esta patología y la diabetes”, han señalado desde FEDE.

«Esta cifra supera notablemente la del 42,6 por ciento de la población adulta general con HTA y pone de manifiesto la estrecha relación entre esta patología y la diabetes”

Además, solo alrededor del 30 por ciento de las personas con HTA (tanto con diabetes como sin ella) logra un buen control de la presión arterial, a pesar de que el 88,3% de estos pacientes sigue un tratamiento farmacológico.

“La hipertensión, al igual que la diabetes, es una afección que a menudo no presenta síntomas, por lo que es especialmente importante que lleven a cabo las revisiones oportunas para que sea diagnosticada de forma precoz y pueda iniciarse el tratamiento lo antes posible, para su control. El poder detectarla de manera precoz es fundamental, pues esto reduce el riesgo de sufrir un evento cardiovascular, como un ictus, por ejemplo”, ha destacado Andoni Lorenzo, presidente de FEDE.

Por ello, tanto en personas con diabetes como en aquellas sin esta enfermedad, es importante que se fomenten hábitos de vida saludable, más allá de lograr una buena adherencia farmacológica siguiendo las pautas del equipo sanitario de referencia para el paciente.